Ante la adversidad, la creatividad

Page Title Shape 1
Page Title Shape 2
Page Title Shape 3

¿Alguna vez te has preguntado que hay detrás de cada idea novedosa? ¿Cómo surgen? 

Probablemente en algún momento de tu vida te has topado con el término “Creatividad” y lo has aplicado en ciertas situaciones. Quizás lo utilizaste en tu Currículum, tal vez fue un factor decisivo para escoger tu carrera o simplemente sin pensarlo lo utilizas en tu día a día pero ¿Qué es lo que realmente sabemos de la creatividad?  La creatividad sin duda tiene que ver con la forma diferente en que vemos las cosas; tiene que ver con la libertad y la habilidad de percepción que nos ayudan a generar ideas originales. 

La creatividad y la imaginación también son los mejores aliados en los momentos de cambios inesperados, convirtiéndose en una salida para encontrar nuevamente el camino. Los últimos meses han sido de cambios drásticos en nuestra vida, por lo que debemos aprovechar la oportunidad del tiempo libre para alimentar la creatividad. 

Cuando somos niños tenemos la capacidad de imaginar cosas increíbles como si fuesen reales, pero con el paso del tiempo se pierde esa habilidad debido a que no se fomenta como corresponde, y cuando un adulto busca ser creativo no sabe por donde comenzar, sin embargo, se pueden buscar hábitos para desarrollarlo. 

¿Qué puedes hacer para desarrollarlo? Te dejamos 5 tips que puedes poner en práctica en cualquier momento, especialmente cuando te llegues a sentir bloqueado.

  1. Observa detalladamente; cuando vemos cómo percibimos nuestro entorno podemos ser capaces de aprovechar las ideas, la energía y los detalles que en ocasiones pasamos por desapercibidos. Puede ser que percibas una cantidad excesiva de información visual, pero intenta centrarte en las conexiones que tu necesites. 
  2. Cambia tu entorno; permanecer en un entorno monótono puede causar que la creatividad también se estanque. Trata de configurar un espacio donde te sientas cómodo para crear, pero cuida los colores, pues cada uno puede inspirarte o afectarte por la percepción visual que crean en ti.
  3. Tomate tiempo para soñar despierto; ya que cuando tu mente deambula accedes a memorias o emociones almacenadas. Enfócate en un área y anota las ideas que te surjan. Puedes despejar tu mente con actividades sencillas como un paseo o una simple ducha. 
  4. Convierte tus obligaciones en un juego; para que la creatividad fluya debes divertirte, pues la mente estará menos estresada. Busca formas de convertir tus tareas habituales en  momentos agradables. 
  5. Aprovecha todo momento; no necesitas un momento específico para poder crear. Aprende a sacarle provecho a cualquier situación para considerar un panorama más amplio.

Como seguramente te diste cuenta, el ser humano tiene grandes capacidades que puede desarrollar y poner en marcha. Estas capacidades funcionan siempre y cuando se pongan en sincronía con emociones positivas y con la mente, pues estas constituyen la base para un funcionamiento óptimo que va más allá de cualquier limitación o situación a la que se enfrente. 

Por lo tanto ¡No dejes que un mal día o una pandemia afecten tu creatividad!

Anterior
Siguiente