Bebidas fuera de este mundo: cómo Coca-Cola forma parte de la estrategia de marketing de Disney Publicado en:

12 julio, 2019

 

Cuando se trata de alianzas corporativas, puede que Disney no sea de las primeras compañías en las que pensemos, pero esto es totalmente lo contrario.

La compañía del ratón más famoso usualmente es conocida por sus dibujos animados, peluches y atracciones dirigidas para el entretenimiento familiar, pero tras bambalinas ha estado creando alianzas con marcas desde la década de 50s y uno de ellos sigue siendo parte de la magia de Disney.

En 1955, Walt Disney contactó a Coca-Cola con el fin de obtener ayuda financiera para la construcción del primer parque temático de la empresa: Disneyland. A cambio de esto, Coca-Cola sería el proveedor de bebidas en el parque.

El año pasado, ambos complejos en Estados Unidos atrajeron un estimado de 91.1 millones de visitantes –de acuerdo con el reporte de Global Attractions Attendance Report de Themed Entertainment Association–. Pero la cantidad debe ir de la mano con la calidad, ya que los visitantes no son solo adultos, sino también niños, quienes se convertirán en los consumidores del futuro, por lo cual el patrocinio les permite a las marcas crear vínculos especial desde una edad temprana, ya que este tipo de viajes suelen ser experiencias únicas, especiales y memorables.

 

El 31 de mayo, Star Wars: Galaxy’s Edge, la expansión temática más grande de la historia de Disney, tendría su estreno en Disneyland, con un área equivalente en Walt Disney World para el 29 de agosto. Es un mundo completamente nuevo para el gigante de los parques temáticos.

Cuando se lanzó Star Wars en 1977, el surrealismo capturó la imaginación de los espectadores. Ya sea por los escenarios de ciencia ficción llenos de luces y distintos colores o por los disfraces y sables de luz, la franquicia cambió la forma en como vivíamos las experiencias cinematográficas.

Disney ha recreado esta atmósfera rústica en Galaxy’s Edge. No se trata solo de poder volar el famoso Halcón Milenario, sino que la manera en que lograr traer esos escenarios galácticos de la pantalla a la realidad. Pero, ¿qué llevó a Disney a aventurarse por este proyecto?

De acuerdo con el reporte de IAAPA, una tendencia emergente es la creciente preferencia de los consumidores de gastar en experiencias en vez de productos. Esto es evidente en los mercados de cine y música en vivo, donde la gente está dispuesta a gastar más en experiencias fuera del hogar… esta misma experiencia se atribuye a la innovación continua de los parques temáticos, los cuales promocionan “experiencias únicas”, o en el caso de Star Wars “experiencias fuera de este mundo”.

Al igual que en un set de grabación, es importante que los parques temáticos no rompan la ilusión de estar en un lugar fantástico. Los detalles únicos e intrincados pueden convertirse rápidamente en estrellas de las redes sociales, que es donde entra en juego Coca-Cola.

Estaría totalmente fuera de lugar si las botellas de bebidas estándar se vendieran en el ambiente extraterrestre de Galaxy Edge, por lo que Coca-Cola, Lucasfilm y Disney desarrollaron botellas completamente nuevas. Los contenedores con forma de orbe están coronados con una tapa similar a un diente que les da la apariencia de una versión mini del icónico robot de Star Wars BB-8, pero esto no lo es todo, sino que las botellas cuentan con el aspecto y además el lenguaje de la franquicia.

Este tipo de marketing experiencial permite llevar más allá la sensación de estar en otro planeta, en el caso de Star Wars, por lo cual es importante siempre tener en consideración hasta el más mínimo detalle de lo que estamos ofreciendo.

Les compartimos la campaña introductoria de las bebidas, ¡cuéntenos que les parece!

 

Con información de: Forbes

Por: Michelle Naomi Vallejo Aponte.

También te puede interesar

Articulos relacionados

Relacionados