Lo que no sabías sobre WordPress

Page Title Shape 1
Page Title Shape 2
Page Title Shape 3

En artículos anteriores hemos hecho referencia a que una correcta gestión de tu e-commerce necesita de sistema de apoyo para llevarla a cabo. Entre estos programas encontramos el CMS (Content Management System), que trata de un sistema de gestión de contenidos, y uno de los más utilizados es precisamente WordPress. La pregunta aquí es ¿qué es eso? Y más importante aún, ¿cómo funciona? Por favor no caigas en estrés antes de tiempo porque a continuación voy a proceder a explicarlo.

Primero hay que olvidarnos de lo que sabemos o de lo que nos han hecho creer: WordPress no es una herramienta que sirve solo para hacer blogs. Aunque bien es cierto que es un apoyo para la creación y mantenimiento de nuestro blog, su capacidad va más allá de eso. Nos permite la creación de webs corporativas, tiendas online, foros, revistas, periódicos digitales, entre otras; de una manera sencilla y rápida, dándonos la oportunidad de aprender a manejarlo si es que no tenemos la fortuna de ser programadores o de contar con uno en nuestro negocio. 

Ahora, para entender cómo funciona WordPress hay que considerar los requisitos más relevantes que te permitirán obtener una herramienta poderosa en tu e-commerce:

Dominio.

Recordemos rápidamente que un dominio es el nombre con el que te identificas en la web, por lo que, si aún no cuentas con uno haz una pausa y adquiérelo ahora. Considera que sea corto y memorable, además de que tenga relación estrecha con tu marca.

Cuenta de hosting.

Con esta cuenta podrás tener tu información activa en la red, permitiendo que los espectadores te visualicen y tengan acceso a tu sitio, es algo así como alquilar un local en un edificio para poder recibir visitas de tus clientes.

Después de tener una idea general de lo que se necesita para instalar tu WordPress y hayas decidido unirte, ten en cuenta otros 2 componentes esenciales dentro del programa para que tu sitio quede listo:

Plugins.

Vamos a definirlo como un componente del software. Aquel código con una funcionalidad en concreto que aumenta las capacidades y posibilidades en áreas como marketing, social media, seguridad, SEO (optimización en motores de búsqueda), contenido, diseño y tráfico Web, entre otras.

Plantillas o temas.

Pensadas para el diseño web, ayudan a darle una imagen a tu sitio. Si bien es cierto que el tema ya viene “pre-fabricado”, tienes la opción de adaptarlo a tus necesidades y a la imagen que proyecta tu marca, probando con estilos diferentes de maquetación, tipografía, combinación de colores, configuración de logo, selección de imágenes de cabecera, entre otras opciones, pero ojo aquí, en ocasiones las plantillas gratuitas tienen limitaciones en lo que respecta a la personalización, así que si quieres tener más oportunidades deberías invertir en un tema “Premium”.

Ahora, después de entender qué es y cómo funciona WordPress, considéralo una estrategia para la creación de tu sitio web, y te invito a que nos sigas leyendo, así como a dejar tus comentarios sobre tu experiencia y/o tu opinión. Para dudas y/o sugerencias contacta con nuestro equipo de Conekters, estaremos gustosos de apoyarte.

Anterior
Siguiente

Deja un comentario