En esta contingencia averigua si el Co-branding es para ti.

Page Title Shape 1
Page Title Shape 2
Page Title Shape 3

Hemos escuchado que a veces “es mejor estar solo que mal acompañado”, es un dicho muy famoso que aplica tanto personal como empresarialmente, pero ¿qué pasa cuando tener compañía representa una ventaja? Tanto si estás comenzando o posees ya una empresa bien establecida, disponer de buenas relaciones con otros negocios te brinda ayuda a cumplir con tus objetivos y tener éxito, a esto lo llamamos co-branding, y lo podemos definir como una alianza estratégica temporal que se hace con determinada empresa para que ambas se beneficien mutuamente. 

La idea central del co-branding es ayudar a que la percepción de valor que tiene el consumidor se eleve, aunque no es la única razón por la que se lleva a cabo esta estrategia, otros beneficios que puedes obtener son:

  • Generar innovación en productos. 
  • Incursionar en nuevos nichos de mercado. 
  • Reforzar el posicionamiento de las marcas que colaboran.
  • Compartir gastos en materiales.
  • Compartir canales de distribución y promoción. 

Todas estas ventajas han resultado atractivas desde hace décadas, y el llevar a cabo una alianza estratégica para obtenerlas requiere de buena planeación, un alto grado de compromiso y el doble o triple de esfuerzo. Por ello, algunos emprendedores, en ocasiones, no se sienten listos para tomar el riesgo de formar un co-branding. Sin embargo, ante la contingencia en la que nos encontramos, esto se convirtió en el salvavidas para muchos negocios, dado que las condiciones para seguir trabajando solos se fueron complicando mes con mes, y a pesar de sonar dramático, las fortalezas con las que contaban fueron desapareciendo a la par de sus oportunidades, así que la decisión de buscar un compañero prácticamente se tomó sola, así pues ¿qué debieron tomar en cuenta para hacer su elección?

  • Definir el objetivo, para desarrollar una estrategia más sólida y concreta.
  • Investigar la categoría de la empresa aliada, de preferencia que sea similar, aunque no existe ningún problema con que sea distinta.
  • Buscar que se compartan valores, un público similar o igual, y su reputación no dé lugar a dudas. 
  • Dejar claro las funciones de cada empresa para que cada uno conozca y lleve a cabo sus responsabilidades. 
  • Tener la mente abierta a nuevas sugerencias.
  • Establecer indicadores de evaluación de resultados para medir el éxito de la estrategia. 

Podemos encontrar miles de ejemplos en casos de éxito de co-branding utilizados por marcas reconocidas y también por aquellas que están en crecimiento. En ellas se observa que sus apuestas en la innovación y desarrollo de productos, así como en la comercialización de servicios lograron resultados sorprendentes. 

Uno de los más emblemáticos es la colaboración que tuvieron Apple y Nike, basado principalmente en la innovación. Ambas marcas pusieron lo mejor de sí mismas para poder darle al cliente una manera diferente de disfrutar de su entrenamiento, con el monitoreo constante de sus signos y un registro de las metas logradas día con día.

Otro de caso de éxito se ha visto reflejado en muchas de nuestras celebraciones. Cuando decidimos dar un obsequio o disfrutar de un momento con una combinación de sabores no del todo nueva, porque el chocolate y el licor se han relacionado desde hace tiempo, pero no por ello cuando se encontraron dos líderes en su ramo como lo es “Turín” y “Johnnie Walker”, uniendo la fuerza de su sabor, la emoción de probar los chocolates no se hizo esperar. 

Y tú, ¿has pensado en implementarlo como estrategia? Conektica cuenta con un equipo de profesionales para guiarte en el proceso. 

Anterior
Siguiente