¿Tienes claro que debe comunicar tu marca? Publicado en:

31 julio, 2020

 

 

Gestionar una marca no es tarea fácil, es más, es una necesidad impuesta para las empresas que buscan entrar a un mercado. Siempre hemos sabido que cuando se lanza una marca y empieza a funcionar, se empiezan a generar mensajes a través de campañas, comportamientos e incluso comparaciones con otras marcas. Es por ello que para generar un valor propio de la marca, se debe determinar la imagen, ya sea personal o corporativa,  así como el impacto que va a tener en los clientes, aunque no siempre sea positivo.  

 

Para poder comunicar tu marca se deben utilizar múltiples recursos que permitan proyectar la imagen deseada, para así ganar competitividad en los mercados y buenos resultados. Entre esas herramientas podemos encontrar el neuromarketing, el inbound marketing, los estudios de mercado, los mapas de experiencia, grafico de expectativas de clientes, entre otros. 

Pero sin duda alguna, el recurso más importante es la correcta comunicación, pues al hablar de comunicación se hace en el sentido más amplio de la palabra; contacto con la marca, el cliente, el empleado, la comunidad y los competidores. Tu puedes desarrollar la mejor estrategia para tu marca, pero si no lo sabes comunicar adecuadamente, será igual de ineficiente que si no tuvieras una buena estrategia. 

 

Entonces, ¿Qué efecto tiene una mala comunicación de tu marca? En términos generales puede generar expectativas que no se pueden cumplir, lo que ocasiona que la esencia de la marca se pierda y por lo tanto pierda su público. También puede existir confusión tanto por parte de los empleados como de los clientes, lo que puede traer como resultado distintos problemas como una sobredemanda o infrademanda del producto o servicio, entre otros. 

Sin embargo, ¿Qué pasa con una buena comunicación? Sencillamente todo se llega a potencializar; es más rentable, los tiempos se alcanzan más rápido,  existe una mejor relación con el público y te perciben como una marca creíble. También solucionas imprevistos desde antes de que pudieran ocurrir y los más importante es que el público comienza a relacionar tu imagen con tu marca. 

 

Piensa en este ejemplo: 

¿Qué es lo primero que piensas cuando alguien dice el nombre de Apple? Lo relacionas con tecnología, ¿cierto? Pues es una compañía que transmite una  imagen de innovación, funcionalidad, diseño y actualizaciones. Pero si la pregunta fuera diferente y te dijeran ¿Qué es lo primero que piensas cuando alguien dice Steve Jobs?  ¿Lo seguirías relacionando con los mismos valores? Yo creo que la respuesta es sí. Pues Steve Jobs ha logrado crear que su marca este unida con su identidad. En este caso no importa si alguien te dice el nombre del creador o de la marca, la respuesta es la misma.   

Apple entonces logró crear una relación con el cliente que va más allá del simple nombre corporativo. Logro comunicar su propósito, sus productos, sus servicios, su funcionalidad y logró añadir la cara detrás de esa idea. Pues Apple ha transmitido un mensaje muy importante en sus productos “No lo necesito, pero lo quiero”.  

Por lo tanto, cuando quieras comunicar una marca déjate ver, sé una referencia, sé original y cuando alguien decida comprar tu producto se acordará de ti, de tu marca. Busca la manera de ser la mejor opción de compra, sin tener que ser explícito. Comunica lo que te gustaría que a ti te hubieran comunicado hace 5 años cuando buscabas un producto, transmite tu mejor imagen pero sobre todo comunícate con tu público. Lo más importante que tienes que aprender es a trabajar tu negocio de forma inteligente para que no se note que estás vendiendo, si no entendiendo a tus clientes.


También te puede interesar

Articulos relacionados

Relacionados