¿Conoces la importancia de estudiar a la competencia?

Page Title Shape 1
Page Title Shape 2
Page Title Shape 3

En el momento en el que estamos buscando emprender un nuevo negocio, es inevitable pensar en todos los aspectos que conlleva su lanzamiento, tales como: productos, servicios, proveedores, logística y gastos, entre muchos otros. Sin embargo, sabemos que uno de los pensamientos más importantes es conocer el tipo de cliente que buscamos y sus necesidades. Y aunque es verdad que los clientes pueden obtener el foco de atención, no es suficiente para garantizar el éxito. El verdadero reto es analizar y satisfacer sus necesidades mejor que los competidores. 

Entonces ¿Es importante analizar la competencia?

La respuesta es sí.  

Realizar un análisis de la competencia te permite conocer la situación de las empresas que llevan más tiempo en el mercado, cómo han llegado hasta ahí, qué obstáculos se han encontrado y qué oportunidades de éxito han tenido en su trayectoria. Estudiar a nuestros rivales nos ayuda a descubrir posibles problemas y/o debilidades, tanto nuestras como suyas. Además, este análisis nos obliga a estudiar el sector en el que estaremos trabajando, las empresas involucradas y las opciones para sobresalir. De esta forma, será más sencillo encontrar huecos en el mercado y por ende demandas que los consumidores tienen y que aún no han sido cubiertas.

El mayor objetivo de un análisis de los competidores es la posibilidad de ser capaz de predecir las respuestas del mercado y los cambios en sus estrategia. La falta de comprensión de ello puede conducir a costosos errores de comercialización y por ello implicaciones financieras para la empresa. 

Entonces, para realizar un análisis de la competencia se debe empezar por buscar respuesta a las siguientes preguntas:

¿Quiénes son nuestros competidores? ¿Y nuestros competidores potenciales? ¿Cuáles son las posiciones de los competidores ya establecidos en el mercado? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Cuáles son sus estrategias a corto y a largo plazo? ¿Cómo venden? ¿Cómo evolucionan? ¿Cuáles son sus debilidades y fortalezas?

Una vez contestadas dichas preguntas y tengamos identificados a nuestros competidores potenciales, podremos comenzar a analizar su nivel offline y online. En el nivel offline podremos dedicar tiempo a sus productos, sus tiendas, sus empleados, sus procesos de trabajo. Mientras que en el nivel online podremos visitar su sitio Web, su perfil de enlaces y sus redes sociales. 

Analizar estos aspectos te permitirá entender mejor su servicio al cliente y así planificar una mejor estrategia de entrada para que los clientes te perciban diferente y se sientan atraídos por ti y así incrementar su experiencia como consumidores. 

Entonces, poner el foco en otros nos ayudará a tener una visión más global y completa de lo que queremos lograr. Aquello que descubramos podrá ser la clave para mejorar nuestros propios procesos internos.

Por ello aquí te dejamos algunas herramientas que puedes comenzar a implementar para analizar a la competencia:

  • Klear 🡪 Descubre su influencia en redes sociales
  • Mention 🡪 Conoce la opinión de los usuarios
  • SEMrush 🡪 Compara tu posicionamiento SEO/SEM con los competidores
  • Google Alerts 🡪 Medios online en los que aparece 

Recuerda que nunca debes subestimar a la competencia ni mucho menos olvidar a la competencia indirecta o a los competidores que pueden llegar a surgir. No es suficiente con descubrir las necesidades de los clientes, sino que es necesario saber cómo cubrir esas necesidades mejor que cualquier otra opción. Es esencial ver la historia estratégica de otras empresas, conocer sus actuales propuestas y la calidad de servicios y productos que ofrecen, para así formular estrategias que garanticen el avance de nuestra empresa. ¡Haz que tus clientes te escojan a ti!

Anterior
Siguiente

Deja un comentario