Rebranding: grandes resultados con pequeños cambios

Page Title Shape 1
Page Title Shape 2
Page Title Shape 3

Rebranding: grandes resultados con pequeños cambios

La palabra branding suele ser utilizada en el mundo del diseño gráfico y marketing para referirse a la esencia de una marca, siendo la representación visual de sus valores, objetivos y profesionalismo y se ha vuelto fundamental para las empresas que quieren formar parte de la vida cotidiana de las personas.
En décadas pasadas, las empresas no le daban mucha importancia a los logotipos, colores corporativos, empaques de productos y otros aspectos que forman parte del branding y se puede notar en la saturación de detalles o el uso de tipografía inadecuada.
En la actualidad, ya es común que las empresas se preocupen por la presentación que se tiene con el público, dando oportunidad a la creatividad de sorprendernos. Las empresas emergentes tienen en mente ofrecer productos llamativos pero también atraer a las personas por la esencia que transmite su branding, siendo un gran reto para las empresas que llevan años en funcionamiento pues en algunas ocasiones, el paso del tiempo los alcanza. Para que sigan formando parte de la oferta del mercado, es importante analizar la posición y tomar acciones que favorezcan la recepción de la empresa.
El rebranding es el rediseño de lo establecido previamente y este consiste en un análisis para la mejora y actualización de una marca. A continuación te mencionamos lo que debes de analizar si planeas realizar un rebranding, mostrándote algunos ejemplos de las mejores marcas.

Cuida los detalles


Las empresas que llevan mucho tiempo deben adaptarse a las nuevas tecnologías y al comportamiento de las personas. La mayoría suele pasar tiempo en el celular o en la computadora, por lo que los logotipos deben tener la capacidad de adaptarse a los mismos. Una mayor resolución de pantalla no tiene por qué significar más detalles, al contrario, los usuarios requieren figuras simples fáciles de identificar.
Además de la adaptabilidad en plataformas digitales, el contar con menos detalles ayuda a la productividad en la manufactura donde se deberá utilizar los caracteres corporativos. Apple e Instagram son unos buenos ejemplos de rebranding en cuanto a reducción de detalles.

Recuerda que los detalles no tienen por qué ser solo líneas, también son colores, degradados, elementos innecesarios o que pueden ya no formar parte de los valores de tu empresa.

Todo cambio debe de tener un motivo


Si piensas hacer un cambio es porque has detectado problemas en el funcionamiento de tu empresa. Es necesario hacer un análisis de opciones, pruebas y prospecciones de los resultados que te puede generar hacer el cambio. En ocasiones el problema no es realmente en el presente, también puede ser a futuro. Recuerda que el branding es la representación de los valores de tu empresa y objetivos.
Con una visión en los autos eléctricos, Volkswagen rediseñó su identidad corporativa, con pequeños cambios pero logrando transmitir el nuevo rumbo de la empresa. Igual que en el punto anterior, la eliminación de elementos innecesarios hicieron que el logotipo se sintiera menos pesado. Otra de las razones del cambio es la implementación de luz en el logotipo, lo que justifica el espacio entre la letra W y el círculo inferior, con esa acción se logra representar la transformación de Volkswagen al futuro de los autos eléctricos.

Considera los cambios extras


Cuando planeas hacer un rebranding, es importante contemplar todos los apartados que lo involucran. La logística es sumamente importante para evitar pérdidas; si tu empresa tiene años en funcionamiento es seguro que cuentes con papelera con el logo de la empresa, tu establecimiento esté pintado y decorado con la esencia de tu actual marca e incluso tus empleados cuenten con un uniforme. Al realizar un rebranding se reemplazan todos los elementos que conforman la esencia anterior con la nueva.
El año anterior, Burger King realizó uno de los rebranding más comentados de los últimos años. Con una temática sustentable, creó una nueva identidad con nuevos colores, empaques e incluso cambio en su comunicación visual como la implementación de ilustraciones. Este tipo de cambios suele representar grandes inversiones por parte de la empresa, por lo que se deben de planificar adecuadamente los tiempos de ejecución.

Recuerda que un rebranding debe de ir acompañado con una campaña, de esta manera darás a conocer los cambios que tu empresa está haciendo para mejorar. Este tipo de campañas pueden ayudarte a reactivar a viejos clientes y atraer a nuevos. Todo cambio debe de tener un motivo; analiza la situación de tu empresa y considera hacerle mejoras, no siempre es necesario un rebranding, en algunas ocasiones se pueden hacer cambios mínimos. 

Si quieres conocer más de temas como Marketing, Web, Branding o Innovaciones, te invitamos a leer nuestros anteriores blogs.

Anterior
Siguiente